Leyenda sobre las procesiones de Popayán, ofrecidas al Libertador

Medellín, marzo 2 de 1.964

Señor Presidente de la Academia de Historia Popayán


Señor Presidente:


Me permito dirigir a usted la presente nota para encarecidamente rogarle se sirva verificar si es cierto o no que los hechos que a continuación les pongo se efectuaron en la ciudad de Popayán durante el mes de diciembre de 1.827. Debo advertirle que los datos en mención los tomé de un suplemento literario de un periódico venezolano suplemento publicado en “El Nacional” de Caracas a finales del año de 1949.

En el suplemento mencionado se publicó lo siguiente: “A finales del año de 1.827 regresa el Libertador Simón Bolívar de la campaña del sur y los habitantes de Popayán decidieron recibirlo con pomposas celebraciones: arcos, misas campales, sesiones solemnes, bailes de gala, picnics a orillas del río Cauca, discursos y fuegos artificiales. Pero como esto les pareció poco, o demasiado poco para los grandes méritos del gran Libertador, los payaneses resolvieron dirigirse al Capítulo Metropolitano para que les permitiera adelantar los festejos de Semana Santa en honor a Bolívar. los prelados accedieron y la Semana Mayor se celebró en plena Nochebuena de 1.827”.


Infinitamente sabría agradecer al Señor Presidente de esa Benemérita Academia se sirviera contestarme a la mayor brevedad posible mi solicitud ya que se trata de programas de alta cultura en que actualmente me encuentro empeñado en divulgar, sobre todo de actos de tanta trascendencia y de marcada importancia como el que motiva esta solicitud.


Le ruego su respuesta así: Germán Osorio G - Calle 55 N. 37 – 11, Medellín.

Anticipándole mis sinceros y rendidos agradecimientos quedo del señor Presidente como su muy alto servidor.


(Fdo.) GERMÁN OSORIO G.


Popayán, 9 de marzo de 1.964

Señor D. Germán Osorio G. Medellín


Muy señor mío,


He recibido su atenta carta fechada el 2 del mes en curso y relativa a una nota que usted tomó el año de 1.949 de cierto suplemento literario de un periódico de Venezuela, sobre el recibimiento que se le hiciera en Popayán al Libertador, en diciembre de 1.827, para el cual recibimiento “Los payaneses resolvieron dirigirse al Capítulo Metropolitano para que les permitiera adelantar los festejos de Semana Santa en honor a Bolívar", y usted me pregunta si esto es cierto.


En primer lugar le diré que Popayán no se vio honrada con la visita del Padre de la Patria en 1.827, sino en 1.822, 1.826 y 1.829, y respecto de lo otro le transcribo enseguida lo que trae el Dr. Arcesio Aragón en Fastos Payaneses (T. II – Pág. 74): “Y cuentan las crónicas que cuando Bolívar regresó del Perú a Colombia y pasó por Popayán en el mes de octubre (no diciembre) de 1.826 los más notables y ricos payaneses se reunieron para escoger la manera de recibir dignamente al Libertador de América. Opinaron algunos por arcos de triunfo, loas y discursos, otros por corridas de toros; quiénes por representaciones teatrales y por bailes y saraos, y no faltó alguno que opinara que lo mejor que podía ofrecérsele al gran guerrero para festejar su entrada en la ciudad era hacerle una Semana Santa… ¡y en el mes de octubre! Esta idea “fue -según nota insertada al pie de esta relación- un gracejo del Dr. Vicente Olave, que los demás miembros del Ayuntamiento celebraron como un chiste”.


Groot dice que “El 23 de octubre de 1.826 llegó el Libertador a Popayán donde se le hizo un magnífico recibimiento”. O´Leary: “Llegó a Popayán el 23 (de octubre). Allí como en las otras capitales por donde había pasado, su presencia excitó las más entusiastas demostraciones de afecto y gratitud de parte de los habitantes a su persona y de confianza a las medidas que esperaban adoptaría. Restrepo apenas anotó el hecho que su llegada el 23 de octubre. Ninguno insinúa que con tal motivo se hubiera adelantado en octubre la celebración de la Semana Mayor, lo que el Capítulo no podía permitir.


Si esto hubiera sido cierto querría decirle que los payaneses habrían resuelto proporcionarle al Libertador la ocasión de meditar en la veleidad de la política, que hoy celebra a sus héroes con un fastuoso Domingo de Ramos, y mañana les depara para su doloroso Viernes Santo, lo que le estaban preparando a Bolívar sus adversarios, como de palabra debieron hacérselo ver aquí, en Popayán, “los principales ciudadanos, según términos de Posada Gutiérrez, todos constitucionales, pero admiradores y amigos suyos”, para disuadirlo de insistir en que se adoptara la Constitución Bolivariana en la Gran Colombia y formará ésta una confederación con el Perú y Bolivia, y habría significado asimismo ese irrealizable hecho, que los payaneses de ese entonces (como los de siempre) consideraban que los sagrados desfiles nocturnos de la semana mayor es lo mejor y más grandioso de sus tradiciones y era, por tanto, la manera más digna -única- de celebrar la entrada del héroe en la ciudad y de expresarle el gran afecto que le profesaban, en correspondencia que él manifestara por popayán y sus hombres.


Pero lo dicho se infiere que aquello sobre lo que usted me interroga, es una mera leyenda originada en un gracejo.


Soy de Ud. atento y seguro servido


El Presidente de la Academia de Historia del Cauca


(Fdo.) JOSÉ MARÍA ARBOLEDA LL.

Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram

© 2018 by Contenalia Lab - Popayán.