Volveremos para bajar juntos al “Amito”

4/17/2018

Hace 10 años, como si fuera una decisión del destino, llegamos al Domingo de Ramos junto al “Amito”, sabiendo que era la mejor coteja, en silencio y debajo del barrote, antes de levantarlo al cielo, pedíamos porque nuestra familia creciera... y como es Él de generoso, nos mandó dos ángeles que ahora son nuestro amor.

 

Pasan los años y seguimos volviendo a la misma cita, en silencio, sabiendo que esa esquina con hombro derecho estaba escriturada para los hermanos ... y así fue, cada año pedíamos por algo en especial, buscando la infinita misericordia del Patrono, acordándonos de las anécdotas de los Victor, a quienes queremos imitar.

 

Hoy me encuentro sólo porque me falta mi coteja, mi compañero de batalla, mi hermano, quien como un fiel vikingo siempre está listo al grito de batalla ¡al cielo! Hoy tengo un nuevo motivo para levantar el Amito, esta vez pidiéndole porque tu lesión en la espalda sane rápidamente, y sea la misma de siempre, la imposible de doblar.

 

Hermano, este es un jurgo difícil, pero saldremos adelante. Tenemos que apretar, nos vamos a encarterar juntos, camináremos suave, ¡pero no vamos a parar porque la banda se nos va!

 

¡Volveremos!

 

Te quiero mucho, El mono.

Domingo de ramos 2018

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram

© 2018 by Contenalia Lab - Popayán.